06d8fa33-0570-493a-b50b-2968bae5ca8.jpg

Agencias de rating: Qué son y para qué sirven


01.07.2020

Escrito por: Departamento de análisis de Bankinter


Las agencias de ‘rating’ o agencias de calificación crediticia son entidades privadas que, de manera independiente, ofrecen una valoración del riesgo de crédito de una compañía, país o producto financiero a través de una serie de calificaciones (‘ratings’). Estas evaluaciones sirven de referencia para tomar decisiones de inversión porque aportan una valoración de la solvencia y de la probabilidad de que un emisor incurra en el impago de sus obligaciones financieras. Los ‘ratings’ permiten tener una valoración del riesgo de una empresa o país y, por tanto, de la remuneración que se debe exigir. A mayor riesgo, mayor rentabilidad exigida.

Principales agencias de calificación crediticia

Para acudir al mercado de capitales es necesario contar con al menos una calificación de alguna de las principales agencias: Standard & Poor´s, Moody´s y Fitch. Las decisiones estas agencias tienen una repercusión elevada en el mercado. El empeoramiento de la nota crediticia puede encarecer significativamente la financiación de una compañía o país e, incluso, impedir su acceso al mercado para obtener financiación. Y viceversa.

Este empeoramiento o mejora de la nota crediticita se refleja inmediatamente en el precio de las emisiones de bonos y el coste de crédito de la empresa o país en cuestión. Y se traduce en la ampliación o estrechamiento del llamado “spread” o diferencial. Éste es la rentabilidad que se le exige al emisor por encima de la de la deuda libre de riesgo. En el caso de una empresa, la deuda pública con similar plazo de vencimiento; en el caso de un país la deuda pública del país de referencia. En el caso de la UEM, el país de referencia es Alemania y la llamada “prima de riesgo” es la diferencia entre la rentabilidad de la deuda pública alemana y la del del país en cuestión. Generalmente se refiere a los bonos a 10 años.

Calificaciones de las agencias de rating

Los ‘ratings’ son notas que funcionan con códigos alfabéticos. Estos códigos establecen una escala que permite determinar la calidad crediticia de un emisor o producto. De esta forma, el rating AAA (Aaa en el caso de Moody’s) representa la mejor calidad crediticia, con un riesgo de impago inmaterial. 

Calificaciones de las principales Agecias de Rating

 

Fitch

Moody´s

S&P

 

AAA

Aaa

AAA

Grado de Inversión

Investment Grade (IG)

 

AAA

Aa

AAA

AAA

A

AAA

BBB

Baa

BBB

 

Grado especulativo

High Yield (HY)

 

 

BB

Ba

BB

B

B

B

CCC Caa CCC

CC

Caa

CC

C

C

C

En función de la calidad crediticia, existen dos grandes categorías: Grado de Inversión (Investment Grade – IG) y Grado Especulativo o Bono Basura (High Yield – HY). Aquellos calificados por debajo de la barrera BBB- (Baa en el caso de Moody’s) se considera que tienen Grado Especulativo y mayor probabilidad de impago. Por ello, la rentabilidad que ofrecen es más elevada (sus diferenciales o yields son altos) para compensar el riego incurrido.

Perspectivas de las agencias de rating

Las calificaciones o ratings generalmente se acompañan de una “Perspectiva” que puede ser Positiva o Negativa. La Perspectiva da una indicación de cuál puede ser la dirección de la próxima revisión (que en el caso de los países suele ser semestral), al alza o a la baja y, aunque en menor grado, también afecta a la valoración de la deuda del emisor.

Las calificaciones se basan en el análisis de la coyuntura económica y el entorno de actividad de los emisores, así como los estados financieros, los riesgos de la empresa, el negocio e incluso la calidad del equipo directivo. Las calificaciones no son estáticas; cambian en función de las circunstancias del mercado y la solvencia de las compañías. 

 

BK-167x150_cuentanomina.jpg

Descubre las Cuentas Bankinter para gente con nómina, sin nómina, autónomos y pensionistas

Suscribirse

Introduzca su correo electrónico para suscribirse.

Introduzca un correo electrónico válido para suscribirse
Por favor, seleccione resumen diario o semanal

Pulsar Suscribir conlleva su aceptación expresa de la Cláusula de Protección de Datos y por tanto, mediante dicha aceptación usted queda informado y consiente que sus datos personales sean objeto de tratamiento automatizado por parte del Banco en los términos recogidos en la LO 15/1999, de 13 de Diciembre, en la Ley 34/2002 del 11 de Julio y en la mencionada cláusula de Protección de Datos